Transitando hacia un nuevo modelo de alimentación

Tradicionalmente se ha entendido la transición alimentaria como el cambio en la dieta que se da en países en desarrollo económico: se disminuye la ingesta de alimentos de origen vegetal y se aumentan los lípidos y proteínas de origen animal.

Pero con una población que se espera que supere los 9.000 millones de personas para el 2050 ーprecisando un 70% más de alimentosー y las imparables consecuencias del cambio climático, como la desertificación o la mayor incidencia de fenómenos meteorológicos adversos, cada vez es más necesario redefinir este concepto de transición alimentaria y llevarlo hacia una nueva alimentación sostenible.

Consumir productos de cercanía y evitar el desperdicio de comida son unos de los puntos principales. De manera global se desperdician alrededor de 1300 millones de toneladas de alimentos al año, y en un mundo donde la producción de comida para todos cada vez va a ser más complicada y recursos necesarios para su producción como el agua y el suelo cada vez más escasos, el desperdicio es un lujo que no nos podemos permitir.

También es necesario cambiar los sistemas de producción, desechar la agricultura y ganadería intensiva y apostar por cultivos ecológicos y métodos de ganadería extensiva que ayuden a mantener entornos naturales y economías rurales.

Aparte de las consecuencias sobre el medio ambiente que tiene nuestra dieta actual, también se ve afectada nuestra salud. Según el informe publicado por Justicia Alimentaria “Viaje al centro de la alimentación que nos enferma”, no hay ni un solo país en el mundo que no esté empeorando en salud alimentaria, debido al excesivo consumo de alimentos procesados, cargados de sal, azúcares añadidos y grasas insalubres, la obesidad y la diabetes tipo II se han convertido en la plaga del siglo XXI.

Este jueves 24 de enero en la Universidad de Alcalá el proyecto Big Picnic llevará a cabo una jornada donde se hablará sobre estos temas, a través de una mesa redonda donde se tratarán aspectos relevantes para la transición hacia la sostenibilidad alimentaria y un taller sobre estrategias para transitar hacia comedores colectivos sostenibles en el ámbito educativo. Además para demostrar que esta transición es posible se darán a conocer productos que se enmarcan dentro de la alimentación sostenible, así como un menú elaborado con productos de proximidad, temporada y agroecológicos al final de la jornada.

Podéis apuntaros para participar y ver la programación de la jornada aquí

Deja un comentario

Cerrar menú