Los alimentos del futuro

Cada año que pasa el número de humanos en la tierra aumenta. El problema es que la tierra es un espacio limitado y las áreas dedicadas a cultivos y ganadería compiten con las áreas urbanas cada vez más grandes. A esto hay que sumar los efectos del cambio climático: sequías e inundaciones más habituales y fuertes, avance de desiertos, etc.
 Como respuesta a esta necesidad de buscar nuevas fuentes de alimentos se están desarrollado nuevas tecnologías que podrían cambiar nuestra forma de alimentarnos.

Carne alternativa basada en proteínas vegetales

Recientemente el investigador Giuseppe Scionti (Nova Meat)  ha desarrollado una técnica por la que, mediante impresoras 3D, ha conseguido imitar la textura de la carne de pollo y de ternera.
A base de arroz, guisantes y otros vegetales este falso filete tiene las mismas propiedades alimenticias que un filete normal. El problema de este nuevo alimento es que el sabor todavía no ha sido conseguido, además de que no cuenta aún con la autorización de las autoridades sanitarias.
 Con un precio de producción actual de 2€ por filete, menos cuando se lleve a una producción industrial, y el auge del vegetarianismo los filetes vegetales de Nova Meat podrían estar dentro de poco en nuestros platos.

Carne in vitro

Varias empresas y universidades han desarrollando distintos tipos de carne real, producida a base de células de animales. Un ejemplo son los nuggets de pollo creados por la empresa Just a partir de células de sus plumas, las cuales son estimuladas para producir una rápida multiplicación, y así en dos días tener la carne lista. Esta carne tiene los mismos nutrientes que un pedazo de carne de origen tradicional e incluso el mismo sabor y textura.

Otro ejemplo es el trabajo realizado por el Dr. Mark Post (MosaMeat), que ha elaborado hamburguesas de vacuno en el laboratorio.

Los productores de este tipo de carne argumentan que su producto supone una solución al cambio climático ya que, mundialmente, la cría de animales emite alrededor del 18% de los gases de efecto invernadero, además de utilizar grandes áreas de terreno y el 70% del agua del mundo.

Granjas de interior

En Nueva York la empresa Bowery ha desarrollado el cultivo de lechugas y otras plantas de hoja verde en una nave industrial mediante el cultivo hidropónico, es decir, en vez de crecer en tierra las raíces están en contacto con agua con nutrientes añadidos. Mediante el uso de leds que imitan la luz del sol y ordenadores que controlan cada aspecto del crecimiento de las plantas, han conseguido reducir el gasto de agua y cultivar durante todo el año, sin utilizar pesticidas y con una producción mayor que una granja convencional.

Comidas embotelladas

Una nueva ola de sustitutos de comidas en forma de batidos o polvos parece estar llegando. Los creadores de estos alimentos sostienen que sus productos pueden sustituir el desayuno, comida o cena de una persona, ya que contiene las cantidades de nutrientes, grasas y minerales recomendadas para una comida.

Comer del aire


Un grupo de científicos suecos están desarrollando una forma de obtener proteínas. Hasta ahora para obtenerlas solo había dos fuentes, animales y vegetales, pero estos investigadores han conseguido una nueva fuente: el aire. Mediante agua, luz solar, bacterias oxidantes del hidrógeno, minerales, dióxido de carbono y nitrógeno extraído del aire, obtienen un alimento con un alto contenido en proteínas, además de carbohidratos y grasas.

Todas estas opciones pueden ser el futuro de nuestra alimentación. Dan respuesta a los problemas que se están empezando a observar en cuanto a producción y lucha contra el cambio climático, pero, también plantea muchas preguntas: ¿realmente es comparable comer comida “real” con alimentos producidos en laboratorios?, ¿perderemos el gran placer de la comida?, si dejamos de comer carne ¿qué pasará con los ecosistemas que hemos formado como las dehesas o las grandes praderas norteamericanas?, ¿habrá igualdad a la hora de acceder a estos nuevos productos o solo serán accesibles a una parte de la población?

Enlaces de interés:
MosaMeat
Just
Solar Foods
Bowery

 

Fotografía: MosaMeat

Texto: Carlota López Fernández.

Deja un comentario

Cerrar menú